Entradas

Mostrando entradas de mayo 13, 2013

LA LECHUGA de César Sierra.

Imagen
Tres hermanos… y un vegetal. Texto y fotos: Salvador Perches Galván.
DORA ¡En el fondo ninguno quiere al pobre viejo!… yo cantaré solita…(comienza a cantar) Cumpleaños feliz… (se detiene) … primero hay que pedir un deseo… ¿que puede desear alguien que tiene nueve años muerto?… bueno… a ver… “que sus hijos lo quieran”… no, eso es imposible… ¡Ese pobre viejo está tan mal que ni siquiera puede tener deseos! (habla hacia el techo) Ey, viejo ¿me regalas tu deseo?. ¿O habrá que hablar hacia abajo?… ¿Dónde estarán los muertos que no se han muerto?… bueno, no puede decirme que no… ¡Se van a acabar las velas! … canten conmigo… (canta) cumpleaños feliz… te deseamos a ti… cumpleaños “pa – pa – á”… no, no es mi papá… “su – e – gro”… ¡suena feo!… cumpleaños “lechuga”… ¡eso si pega!… “cumpleaños lechuga, cumpleaños feliz” ( sopla las velas). César Sierra. La lechuga
La lechuga, pieza del autor venezolano César Sierra replantea un tema que ha sido tocado repetidamente en teatro, cine, televisión y en r…

LA DEMORA, de Rodrigo Plá

Imagen
Imperfectamente humanos. Salvador Perches Galván
La demora habla sobre la llegada de la vejez y como esta impacta en el núcleo familiar, una hija, madre a su vez de tres hijos pequeños, madre soltera que cuida de ellos y de su padre anciano que está perdiendo la memoria y como esta relación empieza a entrar en crisis. La demora fue distinguida con el premio ecuménico del jurado en la Berlinale 2012, platicamos con Rodrigo Plá, su director y con el octagenario actor debutante Carlos Vallarino sobre esta impactante cinta que se estrenó el día de la madre.
Salvador Perches Galván.- Rodrigo, La demora te lleva a un reencuentro con tu tierra natal Uruguay, una historia que se puede encontrar y se puede narrar en cualquier parte del mundo.
Rodrigo Plá.- Si, sin lugar a dudas, tan es así que la anécdota surge de una nota de periódico que leyó mi mujer aquí en México, o sea que en realidad era algo que estaba sucediendo aquí y que lo trasladamos al Uruguay, sin embargo sentíamos que estaba b…