Ir al contenido principal

PRÓXIMAMENTE "ABSTRACCIONES" de Francisco Caviedes, 27 DE NOVIEMBRE 2020

 

Por: Liliana Guido

Jamás presento una persona en posición de indefensión, por lo contrario, procuro que se presente siempre como fuerte y libre. No pretendo cosificarlas, dado que siempre se muestran como seres humanos, pero si trabajo intensamente con las formas abstractas, en estilos tipo bodyscapes o partes de cuerpo.” Francisco Caviedes - fotografo

Foro Contigo América te invita a conocer la exposición virtual “Abstracciones” del fotógrafo mexicano Francisco Caviedes, en la que se presenta el cuerpo femenino, enmarcado en texturas de red que desarrollan figuras abstractas. 

La materialización de la figura, sólo está sugerida para que el espectador complete el panorama y así haga suyas las imágenes, las cuales no dictan el sentido de la pieza, así el usuario de la imagen se vuelve copartícipe y sólo en su experiencia personal tienen sentido o no. Si el espectador se las apropia, será sólo bajo su entendimiento, lo cual hace que obtenga una imagen con sentido diferente para cada uno.



Liliana Guido (LG): ¿Quién es Francisco Caviedes?

Francisco Caviedes (FC): Yo me considero un aprendiz de fotógrafo con aspiraciones. Pero bajo ninguna definición racional creo ser un artista, en todo caso, soy un estudioso de la técnica y de la expresión derivada de ella, siempre interesado por los acertijos visuales, intencionalmente psicologizados, basados en las formas del cuerpo. Aunque también encuentro una enorme diversión haciendo fotografía de Buduar y sobre todo el retrato.

Creo firmemente que la fotografía es una construcción que se aleja de lo real. Aunque hay momentos en que uno se vuelve el testigo del mundo, el deber de un fotógrafo como yo es: mentir. Por eso creo que la fotografía documental o periodística son las labores más complejas, en ellas hay que dejar de ser uno mismo para mostrar lo que ocurre. A mí esto último, me resulta imposible.

LG: ¿Qué es lo que quieres contar?

FC: En realidad, casi nunca, aunque ocurre, pretendo contar una historia. A veces si ocurren esas historias en las series, pero no es el objetivo principal. Más bien es proponer una lectura reinventada por el que observa la foto.

Sin duda, la posibilidad de atraer la mirada, con recursos de composición, iluminación, encuadre o pos producción, es un reto en un mundo en que la fotografía digital se encuentra tan ampliamente distribuida y es; que un observador se detenga 10 segundos en una foto, sólo para poder comprender su sentido. Eso para mi ya es ganancia.

En muchos casos, si hay una expresión del glamour y la belleza por explícito, pero la apuesta siempre es involucrar al observador, de tal manera de que se apropie de la foto.

LG: ¿Qué es lo que te interesa transmitir?

FC: Me gusta transmitir belleza. Aún en las fotografías abstractas, apuesto por armonía y belleza del sujeto. Además, si me es muy importante que el observador de la foto tenga una relación personal con el objeto. De alguna manera trato de transmitir una suerte de intimidad entre el que observa y el objeto de la foto.

LG: ¿De dónde nace tu cultura visual?

FC: Esa nace de mi relación familiar. Mi padre, pintor al óleo, siempre procuró llevarnos a museos y exposiciones usualmente, de plástica. Por algún tiempo creí poder realizar dibujo y pintura, pero me di cuenta que no son los medios con los que puedo trabajar, entre otras cosas, por un daltonismo al verde y rojo que me caracteriza. Sin embargo, la ilustración siempre me pareció interesantísima, y del papel pasé a la computadora. Eventualmente a la fotografía digital.

Si me piden alguna explicación sobre mis fotografías, usualmente contesto con argumentos de plástica. En mi estilo, de haber uno, es muy claro que la representación y la composición provienen más de la pintura que de la fotografía, particularmente en mis andanzas con retratos y fotografías de desnudo. Me siento mucho más cómodo trabajando con modelos que viene de sesiones de pintura que de modelos acostumbradas a la fotografía.

Reconozco, del mundo de la fotografía, tres influencias voluntarias, Jeanloup Sieff, Robert Doisneau y Julia Margaret Cameron y una involuntaria: Jan Saudek. Pero en este sentido, son mucho menos mis influencias fotográficas que las de la plástica.

LG: ¿Qué tipo de contenido tiene tu portafolio?

Es más bien variado, pero inicia con registro de eventos, usualmente culturales, circo, danza, conciertos de música, etc. Y de ahí se transforma en el problema de la forma femenina como elemento de representación.

LG: ¿Por qué la mujer?

FC: La mujer es uno de los elementos naturales más complejos y difíciles de abordar, desde casi cualquier perspectiva de arte u oficio. Pero también es uno de los más atractivos.

La posibilidad de mostrar un cuerpo (que por supuesto pertenece a una persona) tan complejo, que además pueda adoptar formas suaves, hace que la idea de mujer se pueda mezclar con paisaje o con la fuerza de erotismo. Jamás presento una persona en posición de indefensión, por lo contrario, procuro que se presente siempre como fuerte y libre. No pretendo cosificarlas, dado que siempre se muestran como seres humanos, pero si trabajo intensamente con las formas abstractas, en estilos tipo bodyscapes o partes de cuerpo.

Me resulta condenadamente difícil realizar este tipo de fotografías con cuerpos masculinos. Aunque no estoy peleado con ellos, los retratos siempre son divertidos independientemente del género

LG: ¿Qué es lo que fotografía Francisco?

FC: Son pocas cosas: forma, volumen, y rostros, éstos últimos, más como personajes que como personas.

LG: ¿Eliges el tipo de cámara o soporte digital?

FC: Yo soy un devoto de la fotografía digital, por razones de practicidad y velocidad de trabajo. No demerito ni con mucho las cámaras análogas (de las cuales tengo algunas) y con las que me inicié en la foto. Pero la plasticidad y velocidad del trabajo con las cámaras digitales modernas, sobre todo las que tienen el equivalente al formato de 35 mm (las llamadas full frame), son una ventaja que utilizo conscientemente, si de por sí la fotografía es una actividad cara, la era digital permite que sea menos compleja. He visto morir muy buenas fotos por problemas de revelado. Alguna vez me pasó y es un momento terrible, que se evita en el mundo digital.

LG: ¿Qué detona tu interés por la fotografía?

FC: Partiendo de mis orígenes en la plástica y la producción de imagen digital, la fotografía ha sido un paso obligado en cuanto a la representación de una clase de estética, en la que me suscribo. No ha sido el único medio en el que he intentado el desarrollo de mis ideas de belleza, solamente ha sido el paso obligado en el trato del mundo “real”. Encuentro muchos más retos enfrentando el mundo, que fabricando imágenes de manera sintética.

Te esperamos en esta exposición virtual que te ofrece el Foro Contigo América, con motivo a la reapertura de Foros Independientes, recuerda que la exposición “Abstracciones” del fotógrafo mexicano Francisco Caviedes, en la que se presenta el cuerpo femenino, enmarcado en texturas de red que desarrollan figuras abstractas, se inaugura el 27 de  noviembre 2020, te invitamos que consultes la cartelera del Foro Contigo América en Facebook o informes@mexicolegendario.com 

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CELDA 27 O LA CELDA DE LA MUERTE

Por México Legendario. En el Estado de Durango a finales del siglo XIX  existía una antigua cárcel, que se ubicaba en lo que hoy es el centro de la capital, llamada "La Celda de la Muerte  porque todo preso que entraba en la celda 27 amanecía misteriosamente muerto. Ésta situación angustiaba a carceleros, autoridades y presos. La decisión que se tomó fue que en éste lugar se encerraran sólo a los presos peligrosos, ya que de esta manera serían doblemente castigados y a su vez serviría de lección para otros criminales. Fueron muchos muertos, motivo que generó que a éste lugar se le viera como la celda maldita. Los habitantes de Durango decían que la causa era que en las noches entraba un espectro  y tomaba a los presos para estrangularlos, otros aseguraban que el ambiente de la celda estaba envenenado y unos cuantos rezaban porque decían que la celda era visitada por el diablo. Las autoridades ofrecieron que el preso que descubriera lo que pasaba, se le daría  su libertad.

LEYENDAS DE XOCHIMILCO - NAHUALES

Por: Pablo O. Duran EL GATO QUE SE TRANSFORMÓ EN MUJER  Platican los habitantes del centro histórico de Xochimilco que a finales del siglo XIX y principios del XX, había un gato muy latoso que no dejaba dormir a los vecinos de las chinampas, ya que el gato se pasaba dando de brincos por los tejados de las casas de esa zona. Un buen día los vecinos se organizaron para cazar al animal ya que era demasiado fastidioso. Esa noche todos los vecinos se quedaron al acecho del gato, esperaron largo rato en silencio y en cuanto el felino llegó, los vecinos empezaron la cacería por las chinampas. Cuando lograron atraparlo,   metieron al gato en un tambo grande justo a la media noche. La sorpresa se la llevaron los vecinos cuando comenzaba a despuntar el alba, clarito oyeron una voz que salía del tambo donde estaba atrapado el gato. La voz decía -¡suéltenme!, ¡por favor suéltenme! – Los vecinos atemorizados por la voz que escuchaban levantaron la tapa del tambo y su   sorpresa fue mayor cua

LEYENDAS DE SAN GREGORIO ATLAPULCO, XOCHIMILCO

Por: Pablo Durán. La Llorona    en San Gregorio Atlapulco, Xochimilco. Los habitantes del pueblo de San Gregorio Atlapulco en Xochimilco cuentan entre sus leyendas que se aparece la Llorona, una mujer vestida de blanco.   La leyenda de la llorona en la versión de San Gregorio, relata que una señora que tenía problemas con su marido, la dejó y ella se desquitó con sus hijos hasta que los mató. Al darse cuenta de lo que hizo se volvió loca y empezó   a penar   por las calles y canales en busca de   sus hijos,   su penitencia fue no encontrarlos jamás y hasta estos tiempos sigue penando por los canales de Xochimilco y los rumbos cercanos como lo es San Gregorio Atlapulco. Entre las múltiples versiones que hay sobre la Llorona, esta es la que   cuentan los ancianos del pueblo de Atlapulco. Un joven de nombre Juan David habitante del pueblo de San Gregorio contó un relato que le sucedió aproximadamente cuatro años. “Una vez en la madrugada yo estaba en mi casa trabajando en la