Ir al contenido principal

COQUIMATLÁN - GRAN BELLEZA NATURAL


Por: México Legendario


Coquimatlán se ubica en el estado de Colima, limita al norte con con Villa de Álvarez, al sur con Armería y Tecomán, al este con Colima, al oeste con Manzanillo y al noroeste con Minatitlán. Está rodeado de ríos y arroyos.
En el municipio  de Coquimatlán se escucha el resonante sonido del tren cuando pasa proveniente de Guadalajara, Jalisco; en donde la calidez del lugar permite a sus habitantes reposar afuera de sus casas en una silla para platicar; otra de las costumbres características de la zona es ver en el jardín todos los domingos a la mayoría de los jóvenes luciendo sus mejores vestimentas para salir a pasear y conversar con los amigos.


Entre sus atractivos están Los Amiales pequeño manantial de agua transparente y fría, en el que el agua nace de la ladera del cerro, formando bellos estanques ideales para nadar; este agradable espacio se localiza a cinco minutos de la cabecera municipal por la carretera a Coquimatlán.


Jala es otra de las bellezas con las que cuenta el municipio, aquí el agua fluye muy despacio, cuenta con abundante vegetación tropical y acuática, con estanques naturales de aguas puras y frescas que nacen en la ladera del cerro contiguo al lugar, formando un arroyo que pasa entre pequeñas explanadas de firmes y frondosos árboles que dan sombra a una extensión de kilómetro y medio.







Durante el recorrido Coquimatlán no se puede dejar de visitar La Piedra coheteada, El Atrancón y El Paraíso, lugares turísticos de estanques naturales con agua nacida ahí mismo y encantadores paisajes de gran belleza.


Entre las actividades preferidas de los jóvenes está el ir al cine, a los bailes o a las discotecas, por lo que la vida nocturna de Coquimatlán es muy divertida. También existen algunas agrupaciones como las deportivas, pensadas para el esparcimiento y la recreación de los jóvenes.
Fotografía: Secretaria de Turismo de Colima


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA CELDA 27 O LA CELDA DE LA MUERTE

Por México Legendario. En el Estado de Durango a finales del siglo XIX  existía una antigua cárcel, que se ubicaba en lo que hoy es el centro de la capital, llamada "La Celda de la Muerte  porque todo preso que entraba en la celda 27 amanecía misteriosamente muerto. Ésta situación angustiaba a carceleros, autoridades y presos. La decisión que se tomó fue que en éste lugar se encerraran sólo a los presos peligrosos, ya que de esta manera serían doblemente castigados y a su vez serviría de lección para otros criminales. Fueron muchos muertos, motivo que generó que a éste lugar se le viera como la celda maldita. Los habitantes de Durango decían que la causa era que en las noches entraba un espectro  y tomaba a los presos para estrangularlos, otros aseguraban que el ambiente de la celda estaba envenenado y unos cuantos rezaban porque decían que la celda era visitada por el diablo. Las autoridades ofrecieron que el preso que descubriera lo que pasaba, se le daría  su libertad.

LEYENDAS DE XOCHIMILCO - NAHUALES

Por: Pablo O. Duran EL GATO QUE SE TRANSFORMÓ EN MUJER  Platican los habitantes del centro histórico de Xochimilco que a finales del siglo XIX y principios del XX, había un gato muy latoso que no dejaba dormir a los vecinos de las chinampas, ya que el gato se pasaba dando de brincos por los tejados de las casas de esa zona. Un buen día los vecinos se organizaron para cazar al animal ya que era demasiado fastidioso. Esa noche todos los vecinos se quedaron al acecho del gato, esperaron largo rato en silencio y en cuanto el felino llegó, los vecinos empezaron la cacería por las chinampas. Cuando lograron atraparlo,   metieron al gato en un tambo grande justo a la media noche. La sorpresa se la llevaron los vecinos cuando comenzaba a despuntar el alba, clarito oyeron una voz que salía del tambo donde estaba atrapado el gato. La voz decía -¡suéltenme!, ¡por favor suéltenme! – Los vecinos atemorizados por la voz que escuchaban levantaron la tapa del tambo y su   sorpresa fue mayor cua

Pedro Miguel Rozo, autor de Nuestras vidas privadas

¿Qué hay detrás de las buenas intenciones? Texto y fotos: Salvador Perches Galván Escrita por el colombiano Pedro Miguel Rozo, Nuestras vidas privadas se presenta todos los lunes en el Foro Shakespeare, el montaje llega a nuestro país gracias a Sebastián Sánchez Amunátegui, quien también se encarga de la dirección.  La puesta en escena tiene una propuesta minimalista, en la que el blanco y negro predominan, la puesta en escena coloca todo su peso sobre el despliegue actoral de los actores Pablo Astiazarán, Miguel Conde, Bernardo Benítez, Leticia Cavazos, Carmen Ramos, Rodrigo Ramos y Marco Treviño. Nuestras vidas privadas muestra una historia sobre una familia de clase media alta que se ve involucrada en un escándalo sexual, por un rumor de que el padre ha intentado abusar sexualmente del hijo de una de sus empleadas, motivo por el cual toda la familia conformada por el padre cabeza de familia, la madre abnegada que se comporta como si nada pasara, el joven gay y bipo