Ir al contenido principal

In memoriam.


Octavio Castro (1977-2012)

Contribuir en algo a la gente para ser mejores humanos.

Texto y fotos: Salvador Perches Galván

 

Octavio Castro, actor egresado del Centro Universitario de Teatro (CUT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Nació en la ciudad de México el 13 de julio de 1977.

Comenzó su trabajo en teatro en 1989 y desde entonces la actuación se volvió indispensable para él. No se bajó del escenario desde el día en que lo hizo por vez primera.

Octavio falleció el domingo 2 de septiembre de 2012 a los 35 años, debido a problemas hepáticos.
 
 
 

Octavio Castro interpretó el personaje de Peligro en el musical ¡Si nos dejan! durante casi un año, hasta hace unas semanas cuando cayó en el hospital, víctima de un mal del que ya no pudo recuperarse.

Su hermano Jaime, a través de las redes sociales, dio la noticia con el siguiente texto:

A todos los compañeros, familiares y amigos de Tavo:

Quiero comunicarles con un gran vacío en el alma y un enorme dolor en el corazón que nuestro querido Octavio, Tavito, Pitufo, Choco, Peligro falleció el día de hoy domingo 2 de septiembre a la 1:30 am de la madrugada.

Les pido una oración por el Alma de nuestro querido Tavito.

Atentamente

Jaime Castro

Hermano de Octavio

 

Octavio fue un brillante actor, que inició su carrera siendo apenas un niño, y en la que destacó gracias a su talento, profesionalismo, dedicación,  honestidad, pero sobre todo a su disciplina, entrega y don de gentes.

Se desempeñó de igual forma en cine, televisión y teatro, participando en más de una docena de importantes largometrajes ycotometrajes, en teatro contemoráneo divesas telenovelas y series detelevisió.

En televisión participó en las telenovelas Todo por amor, Cara o cruz, Las vías del amor, Machos, Campeones y recientemente en Para volver a amar. También formó parte de las series Zapata amor en rebeldía, Vecinos, Terminales, La rosa de Guadalupe, La alegría del hogar, Capadocia y La familia P. Luche.
 
 

Formó parte del taller que ‘construyó’ el musical ¡Si nos dejan!, que se realizó a finales del año 2010, después fue parte capital del montaje y de la puesta en escena.


El pasado 22 de agosto escribió en su cuenta de Twitter: "Amigos, voy mejorando. Estaré pronto de regreso. Los quiero".

 
Trabajó con niños de la calle, comerciantes ambulantes y personas de la tercera edad impartiéndoles clases de teatro por medio del programa Teatro en tu comunidad del INEA y el Programa de Teatro Callejero (1994-1997).

En 1995 y 1996 dirigió un grupo de teatro para el Instituto de Cultura de la Ciudad de México y en 1997 Ingresa al CUT dónde comienza su formación actoral profesional. Se unió a Socicultur de 1996 a 1998 impartiendo talleres y seminarios de actuación frente a la cámara.
 
 

Creció en una colonia popular del Distrito Federal, comenzó su labor en el teatro en 1989 y desde entonces la actuación se volvió indispensable para él. Fue parte del grupo de teatro de izquierda TACO (Taller Artístico Creativo de Oriente) de la UNAM, en dónde desarrolló su compromiso social con el pueblo a través del arte, definiéndose como: “un actor comprometido con la sociedad, que se preocupa para que la mayoría de los trabajos tengan un contenido social y puedan contribuir en algo a la gente para ser mejores humanos.”

También se desempeñó como productor ejecutivo, coreógrafo, y tallerista.

Octavio interpretó por más de 300 funciones el personaje de Peligro, uno de los tres matones del Rey que intentan impedir que Paloma, hija del Rey, y José Alfredo consumen su amor, el actor consideraba que esta obra lejos de ser una comedia musical, comercial, superficial o una simple estampa folclórica de México “Intenta recordarle al pueblo quienes somos, enseñarles todo el bagaje cultural que tenemos como sociedad y que hemos olvidado. Actualmente la imagen del país se reduce a un lugar de narcos y violencia. La gente no debe de olvidar la música, ella logra expresar nuestras raíces.”
 
 

Su paso por el séptimo arte se conforma por los  títulos Asalto al cine, de la directora Iria Gómez. Malaventura, de Michel Lipkes, Viaje Redondo, Gerardo Tort (2010); Pastorela, Emilio Portes Castro (2009); Sólo Quiero Caminar, Agustín Díaz Yanes (2009); Bala mordida, Diego Muñoz Vega (2009); Tres. Tres, Eva López Sánchez (2008); Morenita Alan Jonsson (2008); La Sangre Iluminada Iván Ávila Dueñas (2007); No dejes para mañana Pablo Sánchez Tarragó (2007); Fuera del cielo Javier “Fox” Patrón (2006); Así del precipicio Teresa Suárez (2006); Al final del surco Miguel Salgado (2006); El violín Francisco Vargas (2005); Te apuesto y te gano Alejandra Sánchez (2004); Zurdo Carlos Salces (2003); Sobreviviente Jesús Magaña (2003); De la calle Gerardo Tort (2001); Ave Maria Eduardo Rossoff (1999).


 

Octavio debuta en el teatro, en su egreso del CUT, en la memorable Los endebles en las temporadas 2007, 2000 y 2001, de Michel Marc Bouchard, dirección: Boris Schoemann.

Sueño de una noche de verano (2007) de William Shakespeare, dirección: Mar Nava.

Julio César (2006) de William Shakespeare, dirección: Tomihuatzi Xelhuatzi

Antinavideños anónimos (2004), nuevamente dirigido por: Boris Schoemann.

Historias en la cama para tocar campanas y llegar a la una ( 2003) escrita y dirigida por Iván Olivares

El alma buena de Sezuán (2002), de Bertholt Brecht, dirección: Sándra Félix

La ciberneta (2001), de Ilya Cazés, dirección: Mauricio García Lozano.

El cielo nuestro que se va a caer (1997) de Miguel Ángel Tenorio, en donde Castro emprende la dirección.

La fábrica de los juguetes, de Jesús González Dávila (1994 – 1995), dirección: Emilio Orihuela.

Si nos dejan (2011-2012), musical escrito y dirigido por José Manuel López Velarde

Otras participaciones del histrión en los escenarios son: Pensión vudú, Pinoxcho emo y Cállate Josefa.


 

Octavio Castro fue un joven actor que estaba escribiendo la historia del cine y las artes escénicas contemporáneas en México.

 

Descanse en paz.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CELDA 27 O LA CELDA DE LA MUERTE

Por México Legendario.


En el Estado de Durango a finales del siglo XIX  existía una antigua cárcel, que se ubicaba en lo que hoy es el centro de la capital, llamada "La Celda de la Muerte porque todo preso que entraba en la celda 27 amanecía misteriosamente muerto. Ésta situación angustiaba a carceleros, autoridades y presos. La decisión que se tomó fue que en éste lugar se encerraran sólo a los presos peligrosos, ya que de esta manera serían doblemente castigados y a su vez serviría de lección para otros criminales.
Fueron muchos muertos, motivo que generó que a éste lugar se le viera como la celda maldita. Los habitantes de Durango decían que la causa era que en las noches entraba un espectro  y tomaba a los presos para estrangularlos, otros aseguraban que el ambiente de la celda estaba envenenado y unos cuantos rezaban porque decían que la celda era visitada por el diablo. Las autoridades ofrecieron que el preso que descubriera lo que pasaba, se le daría  su libertad. 
En 1884, e…

LEYENDAS DE XOCHIMILCO - NAHUALES

Por: Pablo O. Duran
EL GATO QUE SE TRANSFORMÓ EN MUJER  Platican los habitantes del centro histórico de Xochimilco que a finales del siglo XIX y principios del XX, había un gato muy latoso que no dejaba dormir a los vecinos de las chinampas, ya que el gato se pasaba dando de brincos por los tejados de las casas de esa zona. Un buen día los vecinos se organizaron para cazar al animal ya que era demasiado fastidioso. Esa noche todos los vecinos se quedaron al acecho del gato, esperaron largo rato en silencio y en cuanto el felino llegó, los vecinos empezaron la cacería por las chinampas. Cuando lograron atraparlo, metieron al gato en un tambo grande justo a la media noche. La sorpresa se la llevaron los vecinos cuando comenzaba a despuntar el alba, clarito oyeron una voz que salía del tambo donde estaba atrapado el gato. La voz decía -¡suéltenme!, ¡por favor suéltenme! – Los vecinos atemorizados por la voz que escuchaban levantaron la tapa del tambo y susorpresa fue mayor cuando vieron qu…

LEYENDAS DE SAN GREGORIO ATLAPULCO, XOCHIMILCO

Por: Pablo Durán. La Lloronaen San Gregorio Atlapulco, Xochimilco. Los habitantes del pueblo de San Gregorio Atlapulco en Xochimilco cuentan entre sus leyendas que se aparece la Llorona, una mujer vestida de blanco. La leyenda de la llorona en la versión de San Gregorio, relata que una señora que tenía problemas con su marido, la dejó y ella se desquitó con sus hijos hasta que los mató. Al darse cuenta de lo que hizo se volvió loca y empezó a penarpor las calles y canales en busca de sus hijos, su penitencia fue no encontrarlos jamás y hasta estos tiempos sigue penando por los canales de Xochimilco y los rumbos cercanos como lo es San Gregorio Atlapulco. Entre las múltiples versiones que hay sobre la Llorona, esta es la que cuentan los ancianos del pueblo de Atlapulco. Un joven de nombre Juan David habitante del pueblo de San Gregorio contó un relato que le sucedió aproximadamente cuatro años. “Una vez en la madrugada yo estaba en mi casa trabajando en la computadora, esa noche hacia much…