MUSEOS: ATRACTIVOS CON HISTORIA EN COAHUILA.


Por: Secretaría de Turismo del estado de Coahuila

Los vestigios paleontológicos, tradiciones, patriotismo revolucionario y el virtuosismo de expresiones artísticas se conjugan como tesoros que forjan la identidad de Coahuila.

Los museos instalados en las cinco regiones del estado impulsan con un abundante patrimonio histórico para que Coahuila sea visto como un espacio fértil para el turismo cultural, gracias a que abren sus puertas para maravillar a los visitantes durante todo el año.

Con 60 museos, centros culturales y recintos patrimoniales en todo el territorio coahuilense, 16 colecciones forman parte de la Red Estatal de Museos (REM), ampliando la oferta cultural junto a aproximadamente 10 recintos particulares y los acervos históricos públicos que promueven la entrada gratuita.

En la REM destacan recintos como el Museo del Palacio de Gobierno, el Museo del Sarape y Trajes Mexicanos y el Museo de las Artes Gráficas en Saltillo; el Museo de la Revolución en Torreón; el Museo Madero; Centenario de la Revolución en San Pedro de las Colonias; la Casa Museo Venustiano Carranza en Cuatro Ciénegas; el Museo de las Momias en Arteaga y el Museo Francisco Villa en Sabinas.

Museo del Palacio de Gobierno, en Saltillo. 

Por otro lado, recintos como el Museo del Desierto, Museo de las Aves de México y el Museo de la Katrina en Saltillo, el Museo Arocena en Torreón y el Museo Biblioteca Pape de Monclova, por mencionar algunos, constituyen las colecciones particulares que maravillan por las exposiciones por la diversidad temática de sus salas permanentes.

La Región de los Museos

La Región Sureste es la más prolífica en el terreno de la promoción turística a través de los museos, con recintos que son visitados por miles de manera anual y entre los que destacan el Museo del Desierto; de las Momias; de las Aves y hasta de la Katrina.

Una muestra del prestigio que acumuló la capital del estado en materia cultural fue que a inicios del siglo 20 recibió el título de “La Atenas de México”, que se le otorgó por las aportaciones de escritores, pintores, historiadores, bailarines, intelectuales y otros artistas a nivel nacional.

Museo Desierto Saltillo

El esplendor cultural que ahora se refleja en Coahuila, junto a la creación artística es el trabajo de investigación, recopilación y museografía, que permite el surgimiento de un abanico de opciones para descubrir las transformaciones del estado y de su biodiversidad. Saltillo, la ciudad más importante de la Región Sureste, posee el título de “La Ciudad de los Museos” con 30 sitios que condensan historia, arte, paleontología y ciencia en sus acervos.

Las tradiciones albergadas en los Museos del Sarape y Trajes Típicos, de las Leyendas y de la Cultura Taurina, se fusionan con la genialidad artística expuesta en las salas de los Museos de las Artes Gráficas, Rubén Herrera y la Pinacoteca del Ateneo Fuente.

De la misma forma, el conocimiento científico que promueve el Museo del Giroscopio, unido a la comprensión de las especies que habitaron este territorio hace millones de años que desarrolla el Museo del Desierto permiten maravillar a los visitantes y turistas con atractivos importantes.
Éste último, es uno de los principales recintos que presenta a través de sus cuatro pabellones,  la evolución de la biodiversidad del noreste del país, los rasgos del ecosistema en su paso por más de 65 millones de años, su conformación como desierto y la presencia e intervención del hombre en el entorno.
Museo del Giroscopio Saltillo

Entre sus atractivos destacan los esqueletos de un Tiranosaurio Rex, un Hadrosaurio o “VelafronsCoahuilensis”, especie descubierta en suelo coahuilense; más de 400 especies de cactáceas y las réplicas de fósiles que ayudan a comprender  la extinción de los dinosaurios y otras especies.
Asimismo, el Museo del Desierto también organiza expediciones a cementerios de dinosaurios ubicados en el municipio de General Cepeda, donde los descubrimientos fósiles han permitido dar origen a otros espacios como el Museo Paleontológico de Rincón Colorado y el Museo de Historia Atlahuaco.

Por otro lado, si el interés se concentra en valorar los recursos naturales actuales y la preservación de las especies, el Museo de las Aves de México atrae a miles de visitantes al año por ser el único en el país con una colección conforma el 75% de la avifauna nacional.

Bajo el eslogan “nadie ama lo que desconoce”, el objetivo de este museo es fortalecer la protección de los ecosistemas y de las especies en peligro de extinción en todas las zonas del país al mostrar el esplendor de más de 2 mil 500 ejemplares de aves.

Actualmente, el Museo de las Aves de México es sometido a una restauración y remodelación de su museografía con el propósito de que en 2014 sea uno de los principales recintos en Saltillo, lugar que ha ocupado desde su fundación.
Museo de las Aves

Otro de los atractivos para visitar en “La Ciudad de los Museos” es el Complejo Museográfico Cultura y Tradiciones en Movimiento, donde el folclor y las leyendas toman la forma de los Museos de las Leyendas; de la Muñeca; de Madero Espiritista y de la Katrina, este último considerado el más emblemático.

Con cinco años de convertir la verbena popular de “La Calavera Garbancera”, de José Guadalupe Posada, en un símbolo triunfante de la preservación del folclor del Día de Muertos, el Museo de la Katrina ofrece un recorrido por los colores y mitos de la fiesta mexicana, así como por la gastronomía mexicana que se deleita con un chocolate caliente y una pieza de “pan de muerto”.

El museo resguarda desde 2011 los restos de Doña Petra Escamilla de Nuncio, mujer originaria de Arteaga cuyo cuerpo se momificó de manera natural y que formaba parte de la colección del Museo de las Momias, otro de los recintos más visitados de la Región Sureste.

Ubicado en la comunidad de San Antonio de las Alazanas, en el municipio de Arteaga, este recinto recibe a un promedio estimado entre 3 mil y 5 mil visitantes al mes, ya que alberga los restos de cuatro integrantes de la familia Nuncio, que se momificaron de forma natural tras su entierro.

Además de albergar a las momias, el museo recopila una serie de objetos domésticos y convencionales del siglo 19, para contrastarlos con la vida contemporánea y los valores históricos de Arteaga, así como la participación de su gente en la Revolución Mexicana.

Museo de la Katrina Saltillo

Tesoros de la Frontera

A kilómetros de la frontera con Estados Unidos, tesoros milenarios que reflejan el espíritu de las tribus nómadas permanecen en las salas de exposición de tres recintos o bastiones de la cultura de la Región Norte del estado.

Localizado en la antigua estación del ferrocarril de Acuña en un edificio construido en 1960 y conformado por donaciones particulares, el Museo José Ángel Villarreal, refleja la importancia de un patrimonio cultural consolidado por la comunidad para mostrar el característico ímpetu de su gente heredado de las tribus nómadas.

Verdaderas joyas como un tapete de más de 4 mil 500 años de antigüedad,  una colección cartográfica de grupos indígenas, puntas de flechas y metates; junto a radios, grabadoras y una colección de más de 30 fotografías originales de arte rupestre del área de la Presa de la Amistad, conforman el encuentro entre pasado y presente.

Siguiendo los límites con la línea fronteriza y a menos de 140 kilómetros de distancia, el Museo Centro Cultural Guerrero, ya en el municipio de Guerrero, exhibe una réplica del “Sabinosaurio”, una especie de Kritosaurus o “pico de pato” que vivió a finales del periodo Cretácico y que fue descubierto en territorio coahuilense en 2001.

Este recinto además se caracteriza por exhibir reproducciones a escala de otras especies de la fauna existente en la Región Norte de Coahuila, junto a su biblioteca, casa de la cultura y talleres de pintura, teatro, dibujo y música.

En el municipio de Zaragoza, el Museo del Centro Cultural Ernesto Julio Teissier Flores, describe la historia de la radiodifusión y la cinematografía en la ciudad con una reproducción de una antigua cabina de transmisión para familiarizar a las nuevas generaciones con los aparatos previos a la era digital.
A la par de estos instrumentos, entre los que destaca el proyector que se utilizó en el primer cine llamado Terraza Zaragoza y aparatos de radio AM que fueron donados por la radiodifusora XEZR, se exhiben más de mil 958 piezas entre objetos domésticos, puntas de pedernal, fotografías y documentos históricos.

Crisol de historia

Con un amplio patrimonio cultural viviente gracias a las aportaciones folclóricas de dos grupos indígenas, la Región Carbonífera preserva un esplendor étnico que se entremezcla con historias de la Revolución Mexicana y la participación de Coahuila en la consolidación del Movimiento de Cine de Oro Mexicano.

El Museo Coahuila Cinematografía de Progreso expone a modo de homenaje reconocimientos a figuras del séptimo arte coahuilense de todos los tiempos, entre los que destacan Emilio “el Indio” Fernández, Susana Zabaleta, Lina Santos, Isaura Espinoza, Patricia Rivera, Carmen Salinas y los Hermanos Soler.

Además, su exhibición permanente se compone de instrumentos fílmicos utilizados en algunas de las producciones de estos personajes junto a vestuarios donados por ellos, entre los que sobresale el vestuario de “La Corcholata”, personaje interpretado por Carmen Salinas en la película “Bellas de Noche” de 1976.

El municipio de Múzquiz, también conocido como un santuario de la cultura indígena de los Kikapú y de las tradiciones de los negros Mascogo, posee una colección museográfica dedicada a estas etnias como un homenaje y reconocimiento por ser raíces de la identidad coahuilense.

El Museo de Historia de Múzquiz cuenta con dos secciones para compartir una gran cantidad de cestería, puntas de flecha y morteros usados por los nómadas que habitaron la región, junto a una muestra de los minerales de la zona.

También exhibe una colección de dibujos que retratan los diferentes jinetes, soldados presidiales e indios que habitaron el norte novohispano, junto al extenso acervo documental del Archivo Histórico Municipal.

En un giro de 180 grados, el pasado revolucionario se transforma en presente cuando los visitantes llegan a la Antigua Casona Lamar en Sabinas, Coahuila, mejor conocida en la actualidad como el Museo Francisco Villa.

El silencio contrasta con las imágenes del caudillo revolucionario, ya que la casa fue el lugar donde el general de la División del Norte firmó el armisticio con el gobierno de Adolfo de la Huerta en 1920, poniendo fin a la participación de él y de sus “Dorados” en la lucha armada.

Fotografías y algunos objetos preservados por la comunidad que respetaba a las tropas villistas, son exhibidos como parte de la colección permanente del museo, junto a otras fotografías y objetos característicos de la época.

Por último,  ubicado en la villa y municipio de Juárez, se mantiene vivo el fervor por sus películas. Sus guiones, vestuarios, fotografías e incluso imágenes de sus películas conforman una colección que permite descubrir al hombre detrás del personaje, al actor y director Emilio “El Indio” Fernández.

Donado en su mayoría por Adela Fernández, hija del cineasta nacido en Mineral del Hondo, el acervo se conforma por guiones y recopilaciones gráficas de sus hazañas como director, donde formó a un equipo de actores integrado por Dolores del Río, Columba Domínguez, María Félix, Pedro Armendáriz y Roberto Cañedo, entre otros.

Un desierto del saber

Con una riqueza incalculable por sus atractivos naturales y su biodiversidad, la Región Centro-Desierto también cuenta con museos que fortalecen el turismo cultural y la preservación de la identidad coahuilense.

En el corazón de Monclova, más de 130 mil volúmenes conforman un acervo bibliográfico que permite el desarrollo cultural, junto a obras de pintura, escultura, gráfica, fotografía y colecciones arqueológicas y numismáticas que dan vida al Museo Biblioteca Pape.

Con un conjunto arquitectónico para la difusión del arte contemporáneo de México y del extranjero, este recinto también integra una fototeca, hemeroteca y el desarrollo de talleres para la creación artística. Además, destaca la vida y obra del matrimonio Harold y Lou Pape, grandes impulsores del desarrollo industrial en esta región.

Museo Harold Pape - Moclova

Otro de los atractivos turísticos de la denominada “capital del acero” es el Museo de Armas y Aspectos Históricos "El Polvorín", cuya historia data de 1777 como un edificio donde se almacenaba la pólvora para combatir a los indígenas y a los salteadores de caminos.

El recinto posee colecciones permanentes divididas en tres salas para abordar la riqueza antropológica y arqueológica de la ciudad, junto a una valoración del desarrollo siderúrgico  con maquetas de diferentes departamentos de Altos Hornos de México, empresa que impera como principal productora de acero en la región.

Entre sus curiosidades, este polvorín preserva una parte de un nogal que dio sombra al caudillo insurgente Miguel Hidalgo y Costilla en su paso por Coahuila, antes de ser capturado en Acatita de Baján en 1811.

Otro de los municipios de esta región que también acoge tradición y cultura es el Pueblo Mágico de Cuatro Ciénegas. En su Centro Histórico, destaca la casa que vio nacer a Venustiano Carranza como un atractivo cultural y turístico. La Casa Museo Venustiano Carranza es el recinto que alberga la vida y genealogía del primer jefe del Ejército Mexicano.

Dividida en etapas que abordan el nacimiento, desarrollo, matrimonio, muerte y carrera política del “Barón de Cuatro Ciénegas”, junto a su levantamiento armado en aras del constitucionalismo; la colección cuenta con armamento, sables, las características casacas que vestía Carranza y sus condecoraciones militares. 

Además, las 10 salas de exposición se concentran en retratar la vida campestre del Pueblo Mágico en un periodo aproximado de 1859 a 1920, siguiendo la línea cronológica de Carranza con objetos de la época entre los que destacan un vestido negro, una plancha, herraduras y la cocina de la casa, que utiliza leña, carbón y muebles de madera.

Entre sus curiosidades destacan piezas como un listado del Ateneo Fuente, escuela donde estudió el prócer, junto a una foto de Félix Díaz,  unos lentes que pertenecieron a Sara Pérez de Madero, un deslumbrante juego de té de plata, el telegrama que notificó la muerte de Carranza y su acta de defunción.
Por último, cerca de “La Puerta del Desierto”, en el municipio de Ocampo, la vida desértica de pueblos indígenas como los Irritilas, Coahuiltecas y Tobosos, entre otros, se muestra como una joya que representa las raíces de Coahuila.

Desde pinturas rupestres, amonites y otro tipo de vestigios prehistóricos, el Museo de Ocampo permite profundizar en la vida desértica que se preserva gracias a los pobladores, ya que también funge como  Archivo Municipal.
Conoce las historias del desierto coahuilense y disfruta de la belleza natural de la Región Centro-Desierto ¡Te va a Encantar!

Cultura en La Laguna

Con más de 16 museos en los municipios de Matamoros, Francisco I. Madero, San Pedro de las Colonias, Viesca  y Torreón, la Región Laguna es la segunda zona del estado con más infraestructura cultural y promoción del turismo a través de las colecciones que llegan a sus galerías y salas de exposición temporal.

Dentro de esta amplia diversidad de museos y colecciones, Torreón sobresale por ser poseedor del esplendor cultural de esta región del estado al impulsar la apertura de manifestaciones artísticas internacionales, así como por impulsar la preservación de su folclor.

Entre las colecciones que son las más visitadas de la Región Laguna destacan: el Museo de la Moneda; la "Casa Colorada"; el Museo de la Revolución de Torreón; el Museo Paleontológico de la Laguna; el Museo de los Metales y el Museo del Ferrocarril, entre otros.

Sobre estos espacios culturales sobresale de manera significativa el Museo Arocena, que cuenta con instalaciones modernas para integrar una museografía clásica que aborda el arte contemporáneo, europeo, novohispano y regional, a la par de atractivas exposiciones de historia de la Región Laguna y de México.

Museo Arocena en Torreón. 

Al mismo tiempo que recibe exposiciones temporales de todos los rincones del mundo, el recinto, que anteriormente fue el  Casino de la Laguna, posee 300 obras de arte que componen dos exhibiciones magníficas sobre el arte del México Virreinal y el arte europeo, donde conserva pinturas del siglo 14 al 19.

Un mayor contraste puede encontrarse en la Galería del Deporte Lagunero, única en el estado por ser un espacio que conjuga el arte visual y la afición al deporte. Esta galería reúne anualmente a más de 12 mil visitantes para que conozcan los logros obtenidos por los equipos deportivos de Torreón a un siglo de su fundación.

La exposición permanente reconoce al Club de Futbol Santos Laguna, y al Club de Beisbol profesional, en sus dos etapas, Algodoneros del Unión Laguna y Vaqueros de La Laguna, así como a los ciudadanos que anualmente participan en eventos de atletismo como el primaveral Maratón Internacional Lala.

Con sus dos plantas, este montaje visual instalado en la unidad deportiva Braulio Fernández Aguirre, se caracteriza por menciones significativas a  deportistas de origen coahuilense o mexicano en diferentes disciplinas como futbol soccer, béisbol y atletismo, entre otras.

Por último, la figura de Francisco I. Madero es reconocida y laureada desde el Museo Madero, Centenario de la Revolución, en el municipio de San Pedro de las Colonias.

Compuesta por objetos y piezas que muestran la infancia, juventud, edad adulta y su preparación para lanzar el Plan de San Luis e iniciar con la Revolución Mexicana, la museografía de este recinto se divide en tres áreas para hacer el recorrido por la vida de Madero de forma lúdica.

La colección del museo expone uniformes militares, documentos históricos, armamento militar como rifles, revólveres, munición y condecoraciones de las tropas que se utilizaron en el periodo revolucionario.

También aborda la genealogía del “Apóstol de la Democracia” y cuenta con una ludoteca y la Sala Francisco Luis Urquizo, dedicada a las aportaciones del militar, escritor y político maderista.

Por esta y muchas otras razones, no te puedes perder las colecciones y acervos que Coahuila conserva como sus raíces y también como distintivos que permiten conocer la riqueza cultural, sus tradiciones y la belleza de sus vestigios.

Comentarios

Entradas populares