Ir al contenido principal

SEÑOR DE IZTAPALAPA, FORO QUETZALCÓATL


Por México Legendario
La catrina interpretada por Dorothy Anderson, relato MI SEÑOR DE IZTAPALAPA, del autor Jorge del Río, en el Foro Quetzalcóatl, Iztapalapa.


                                       

"...Ellos vinieron del mar...los funestos presagios ya existían...arrasaron con todo, no fueron clementes ni humanos. Subidos en aquellos animales gigantes que pensamos eran una sola cosa, brillando el metal de su vestido, agresivo y enceguecedor, el estrépito de sus armas, desconocidas por nosotros, tan letales, tan terribles y su furia...su furia que parecía venida de la más oscura entraña...mi Señor Moctezuma, Tlatoani y Sacerdote, pensó a ratos que regresaba el gran Quetzalcóatl para vengar antigua humillación; de esta manera envío a ellos regalos y manjares, ¿y qué hizo el señor malinche? tronar sus cañones, encadenar a los enviados del Gran Señor, torturarlos y enviarlos de regreso a la gran ciudad de Tenochtitlán...
Así pasaron las cosas, mientras más y más enemigos nativos se les unían, pues hartos ya de dar tributo a los mexicas, se dejaron engañar por el señor de las barbas y la espada reluciente, hasta que llegaron aquí y también engañaron al Señor Moctezuma y le dieron prisión en su propia casa. Sabiendo que tenía un aguerrido hermano, nuestro Gran Señor de Iztapalapa, Cuitlahuac, también mandaron apresarlo, pero éste mostró habilidad para embaucar a los engañadores y, viendo que el pueblo se levantaba contra ellos, les propuso lo dejaran salir para calmar la furia del pueblo; ¿y qué fue lo que hizo nuestro Gran Señor de Iztapalapa? ¡levantar a todos contra los tiranos venidos del mar, que sólo tenían por idioma su voraz fijación en el metal amarillo, y fue así que se levantaron al grito de "¡muerte a los Teúles!" y con fiereza mayor y justa sacaron a los españoles de la gran ciudad, siendo el jefe de combates nuestro Gran Tlatoani, nuestro Gran Señor de Iztapalapa, Cuitlahuac, siendo así que dicha batalla la llamaron ellos "la noche triste" mientras nuestro Señor sacrificaba a todos los prisioneros del malinche, cogidos en el Palacio de Axayácatl...pero no todo sería alegría.
El hombre barbado trajo entre sus huestes a otro de color negro que padecía horrorosa enfermedad que llamaban viruelas y para aflicción de nosotros, se contagió nuestro gran Señor de Iztapalapa, nuestro Gran Tlatoani, a la edad de 44 años. Ahora lo recordamos con respeto y veneración y no olvidamos sus guerras hasta allá por tierras lejanas, donde se distinguió por su valor y por su inteligencia.

 ¡Oh, piedra preciosa! ¡Oh, pluma rica! fuiste formado en el Omeyocan, donde están el gran Dios y la gran Diosa, nuestros padres, Ometecutli y Omecíhuatl.

 ¡Oh, Gran Señor de Iztapalapa! ¡Oh. Gran Tlatoani de Tenochtitlán! he aquí tu oficio, de valor, de fuerza y de grandeza. ¡Oh, Gran Señor de Iztapalapa!"

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CELDA 27 O LA CELDA DE LA MUERTE

Por México Legendario.


En el Estado de Durango a finales del siglo XIX  existía una antigua cárcel, que se ubicaba en lo que hoy es el centro de la capital, llamada "La Celda de la Muerte porque todo preso que entraba en la celda 27 amanecía misteriosamente muerto. Ésta situación angustiaba a carceleros, autoridades y presos. La decisión que se tomó fue que en éste lugar se encerraran sólo a los presos peligrosos, ya que de esta manera serían doblemente castigados y a su vez serviría de lección para otros criminales.
Fueron muchos muertos, motivo que generó que a éste lugar se le viera como la celda maldita. Los habitantes de Durango decían que la causa era que en las noches entraba un espectro  y tomaba a los presos para estrangularlos, otros aseguraban que el ambiente de la celda estaba envenenado y unos cuantos rezaban porque decían que la celda era visitada por el diablo. Las autoridades ofrecieron que el preso que descubriera lo que pasaba, se le daría  su libertad. 
En 1884, e…

LEYENDAS DE XOCHIMILCO - NAHUALES

Por: Pablo O. Duran
EL GATO QUE SE TRANSFORMÓ EN MUJER  Platican los habitantes del centro histórico de Xochimilco que a finales del siglo XIX y principios del XX, había un gato muy latoso que no dejaba dormir a los vecinos de las chinampas, ya que el gato se pasaba dando de brincos por los tejados de las casas de esa zona. Un buen día los vecinos se organizaron para cazar al animal ya que era demasiado fastidioso. Esa noche todos los vecinos se quedaron al acecho del gato, esperaron largo rato en silencio y en cuanto el felino llegó, los vecinos empezaron la cacería por las chinampas. Cuando lograron atraparlo, metieron al gato en un tambo grande justo a la media noche. La sorpresa se la llevaron los vecinos cuando comenzaba a despuntar el alba, clarito oyeron una voz que salía del tambo donde estaba atrapado el gato. La voz decía -¡suéltenme!, ¡por favor suéltenme! – Los vecinos atemorizados por la voz que escuchaban levantaron la tapa del tambo y susorpresa fue mayor cuando vieron qu…

LEYENDAS DE SAN GREGORIO ATLAPULCO, XOCHIMILCO

Por: Pablo Durán. La Lloronaen San Gregorio Atlapulco, Xochimilco. Los habitantes del pueblo de San Gregorio Atlapulco en Xochimilco cuentan entre sus leyendas que se aparece la Llorona, una mujer vestida de blanco. La leyenda de la llorona en la versión de San Gregorio, relata que una señora que tenía problemas con su marido, la dejó y ella se desquitó con sus hijos hasta que los mató. Al darse cuenta de lo que hizo se volvió loca y empezó a penarpor las calles y canales en busca de sus hijos, su penitencia fue no encontrarlos jamás y hasta estos tiempos sigue penando por los canales de Xochimilco y los rumbos cercanos como lo es San Gregorio Atlapulco. Entre las múltiples versiones que hay sobre la Llorona, esta es la que cuentan los ancianos del pueblo de Atlapulco. Un joven de nombre Juan David habitante del pueblo de San Gregorio contó un relato que le sucedió aproximadamente cuatro años. “Una vez en la madrugada yo estaba en mi casa trabajando en la computadora, esa noche hacia much…